Read More

Tú no me conoces, no sabes realmente quién soy, crees que puedes abarcarme por las fotos que ves ahí, crees que tienes una idea … Te equivocas. No es un mundo perfecto donde todo sale bonito, ni ellas tienen ese cuerpo tan ideal, ni la ropa siempre les queda tan bien, los viajes, las casas bien decoradas, los gatos que casi hablan, los desayunos de museo, los colores tan sublimes … No te hagas daño, a veces todo es verdad pero también mentira y te va a tocar saberlo, aprenderlo para no estrellarte. Crees que me siento bien por la foto que subí ayer, que no puedo ser más feliz, se respira tanta hermosura en ese post … puede que no, por dentro todos nos rompemos alguna vez, he llorado este año más veces de las que hubiera querido, me he partido el corazón un día sí y otro también, al lado de ella. El cuerpo de una mujer es sagrado, un templo que trae vida al mundo, es intocable si no es para amar, puede estar grueso y arrugado, con cicatrices y golpes, puede tener más de un color, flaco, gordo, pequeño o enorme. La carita de cualquiera de nosotras se merece una poesía aunque a ellos no les importe demasiado, aunque no nos elijan de portada de nada. Detrás de querer tener salud física nadie habla de la salud mental, callados, eso es raro, no se vayan a enterar, ellos lo saben? … Nos escondemos detrás de nuestros miedos para huir de algo que tenemos bien delante, nos avergonzamos por ver que alguien no sabe, no puede tirar pa adelante, qué no lo intenta, no se da cuenta… Pues no, no se dan cuenta, no pueden, no saben, no ahora. Y nos necesitan sí, con más amor y paciencia, con momentos de ternura y comprensión, más me pongo en tus zapatos para llevarte en brazos, no necesito nada a cambio.

Las personas con salud mental eres tú y ella a la que cada día ves pasar cerca pero no prestas atención, soy yo, somos todas alguna vez, son seres frágiles y sensibles que necesitan bajar a los infiernos para valorarse y aprender a base de sufrimiento que se puede ser feliz, aún a pesar de este mundo extraño en el que juzgamos todo sin parar. Que si es negro, que es lesbiana, que rarita, que gorda se está poniendo, que loca es tu amiga, no? Etiquetas que alguien pegó alguna vez en una pequeña alma y que luego cuesta mucho eliminar si no es a base de recuperar lo que siempre debió ser más importante: que no importa más que amar y ser amado, hacer bien a los demás, pensar menos y actuar mejor, cuidar y si no entendemos pues estudiamos, que no somos animalillos del campo, que ya quisiéramos… Cuando sientas que nada tiene sentido piensa que alguien más está como tú, nos ayudaremos a llevar la carga, lo haremos menos pesado, tú por mí yo por ti. Dejaré la luz encendida en mis sitios por si lo necesitas. Sabes dónde encontrarme.

Respeto y amor a todas las personas que luchan contra un trastorno o enfermedad mental, como diría Manuel Carrasco, siempre fuertes, aquí estamos para sostener la rama que no se caiga del árbol.

 

Dedicado a Poni Cici

Somos…

Texto...


Escribir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

(*)
@